mayo 22, 2013

Sótano


Ahora que he podido descender
Hasta este sitio tan propio
Percibo el conflicto.

 
El olvido que lo ha manchado todo
La humedad triste en una atmósfera quebrajada
Que va más allá de los estados de indiferencia.

 
Un sitio de rincones púrpuras
En donde se triza el corazón al paso del tiempo
Y todo fluye hacia una gravedad difusa
Contenida en estas cuatro paredes entumecidas.

 
Acumulando fierros melancólicos
Desprendidos de la arquitectura de un dolor
Y formando charcos de fuego en donde la sangre
Se volvió ese polvo que todo lo cubre
El sótano fue estrangulando silencioso al latido
Hasta volverlo una estela de soledad.

 
Podemos desterrarlo, podemos clausurarlo
Pero el eco de tu nombre siempre susurrará en el.


Vicente Arouet S.

No hay comentarios:

Publicar un comentario