julio 14, 2013

Take Shelter.


 
 
 
Take Shelter, es sin duda, toda una apología al miedo. Una cinta inteligente que retrata de una manera muy especial, el viaje que debe emprender un hombre, junto a su familia, a través de la materialización de sus pesadillas.
Su director, Jeff Nichols, en esta cinta, intenta explorar el laberinto de la mente humana y para ello se vale de símbolos y de apariencias, logrando estructurar metáforas que mantienen una constante tensión inserta, en esa pseudo-calma en que deambulan los personajes.
Todo transcurre en un poblado a las afueras de Ohio, en una comunidad algo conservadora. Curtis (Michael Shannon), es el jefe de hogar en una familia de clase media que lleva un tranquilo pasar. Tiene una esposa que lo ama (Jessica Chastain), una hija que padece sordera y un trabajo que les permite vivir tranquilos, sin caer en excesos. Hasta ahí todo bien; todo calza a la perfección. Una mañana, Curtis se levanta, y sin mediar explicación, empieza a percibir extrañas visiones manifestadas en catástrofes naturales, que pronto se transforman en pesadillas, las cuales terminaran cambiando su apacible vida, y la de su familia.
La naturalidad del relato, en el como transcurren los hechos que afectan al personaje principal, resulta el soporte fundamental de esta cinta. Ahí, su director, expresa una dualidad de emociones que le afectan y que se manifiestan por medio de una contradicción en el transcurrir de los acontecimientos. Como el miedo va evolucionando y transformándose en una obsesión paranoica y como la desesperación afecta, al punto de querer salvar aquello que se ama, y en ello, inevitablemente causar más daño.
Más allá de la notable actuación de Shannon y Chastain (quienes interpretan de una gran manera a personajes apegados al silencio y a la cotidianeidad), la fotografía en esta cinta es algo necesario de mencionar, pues representa un gran acierto a todas luces, ya que capta los parajes aislados del entorno de una forma muy inteligente, logrando sacarles gran provecho, a la hora de ser intervenidos por los efectos especiales y en relación con los protagonistas. El guión, es otra cosa que también merece un reconocimiento especial, pues es otro elemento rescatable de la cinta; está estructurado de una manera justa y acorde a ese actuar de los personajes y a su caracterización, acentuando con ello, esa imagen que se quiere proyectar.
Take Shelter también puede ser percibida como una tragedia en tiempos modernos, una oda a la fragilidad del ser humano, al destino, al amor y la esperanza; una cinta diferente, ajena a la vorágine hollywoodense, que encarna el mas especial espíritu del cine independiente. Es una cinta que, sin lugar a dudas, no llegará a las pantallas de nuestros cines, pues no tiene más pretensiones que entregarse a la idea misma que encarna ese cine que busca trasmitir emociones de una manera franca y directa. Sin engaños, solo con el talento de quienes la han creado.

Recomendable 110 %.

Vicente Arouet S. 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario