agosto 19, 2013

The woman


 

Lucky Mckee es un director inteligente que ha ido de menos a más. Con seis películas a su haber ha demostrado que la maduración que ha experimentado en el género del horror le ha entregado un reconocimiento notable que perfectamente le puede permitir caminar tranquilo por la calle. Y es que, si hablamos las cosas como son y somos objetivos en ello, podemos concluir que hacer cine de terror y mas encima de una forma inteligente, en estos tiempos, puede llegar a ser materia prosaica, o en su caso, un intento de suicidio si las cosas no van bien.
The Woman es el último trabajo de Mckee que fue estrenado el año 2011 y que le valió haber ganado el premio al mejor guion en el Sundance de aquel año. Esta peli se cuelga de un trabajo llamado Offpring del año 2009 (Jeff Burr) y que está inspirado en una libro del escritor Jack Ketchum, llamado Off Season. Aquella peli, trata de un grupo de caníbales que circundan por un bosque comiéndose a quien se le atraviese por su camino. De ese trabajo, The Woman se cuelga y utiliza a la última mujer sobreviviente de ese clan para relatarnos las andanzas que debe sufrir cuando es tomada prisionera por un tipo que siendo civilizado, paradójicamente, resulta ser más salvaje que ella. Este detalle es el plus que establece el elemento mas atrayente en la cinta, pues entrega una visión sobre la contradicción brutal que significa (y a su vez expía de culpas) enfrentar a quien resulta ser el personaje abominable contra aquel que no debería serlo (pero lo es). Los vicios de una sociedad que ha creado a dos seres que son productos del abandono y de las peores costumbres. Uno a uno, enfrentados en un juego brutal (pero bastante atractivo) que termina por invertir las realidades sin justificar más allá de lo debido a ninguno de los dos.
Las actuaciones son también un punto alto en esta peli. Pollyanna McIntosh (quien interpretó un papel como caníbal en Offpring) ahora se lleva todo el peso de la película representado magistralmente la interpretación de la mujer. Mención especial para los actores Sean Bridgers como un padre que oculta tras su tranquilidad el horror de quien se nos muestra como un tipo misógino, abusador y despiadado y además Angela Bettis como una madre abusada y maltratada, incapaz de escapar al infierno de vida que lleva como dueña de hogar en una familia en que nadie resulta ser normal (salvo la hija mas pequeña que no sabe lo que sucede).
Con toques de un gore-porn y con una banda sonora excelente (recomiendo Distradtec de Sean Spillane, canción que cierra la peli) The Woman es una cinta inteligente de principio a fin que claramente reivindica el género en cuestión, aunque eso si, hecha solo para personas capaces de experimentar sensaciones visualmente fuertes (me recordó mucho y no se porque, The Loves One).

No hay comentarios:

Publicar un comentario