abril 17, 2013

Poema 5.236.489

Y sólo pude pensar que de niño
me secuestraron para una alucinante batalla.
L.M. Panero
 
 
El hábitat inserto ahí,
En el centro de las palpitaciones sensoriales
Tiembla con el rojo acumulado en los sueños.
El desbalance de los palacios de vidrio.
Cuando todo se precipitaba hacia los extremos
Ahí, en ese momento
El huracán y su vocabulario de fabulas
Comienza a escribir los libros de la memoria
(Hermosos y diferentes)
Todo transcrito en un relámpago
Envuelto en el humo de un cigarrillo eterno
Toda la sangre cubriendo las calles
Y el dolor, exiliado a los rincones.
El miedo a la muerte se desvanece cuando la muerte baila
Porque todo es un baile estando ahí
Una dulce montaña rusa
Que inicia multicolor en los ojos
Y viene a morir en el sitio del corazón
Con forma de poema.
 
 
Vicente Arouet S.