julio 16, 2014

Her



 
 
Si hay una característica típica que se le puede atribuir al cine de Spike Jonze (de ahora en adelante SJ) es esa capacidad de generar una profunda reflexión en el espectador. Ninguna de sus cintas te puede dejar ajeno a lo que has visto.
Primero lo vivimos en "Being John Malkovich" (Quieres ser John Malkovich) y ahí, SJ jugó con las regla de lo tradicional y bajo una historia de tintes surrealistas, estableció una metáfora en donde nos planteaba ese viejo anhelo de desear ser otro por la inconformidad de lo que nos ha tocado vivir. Luego vino la inolvidable "Adaptation" (El ladrón de orquídeas) en donde SJ, junto a su guionista Charlie Kaufman, elaboraron una historia que relata la creación de un guion cinematográfico utilizando recursos de metacine y exteriorizando (magistralmente) los conflictos interiores que vive el escritor tras la cinta. Su tercer trabajo (ya sin Kaufman en su equipo) fue la onírica y arriesgada apuesta titulada "Where the Wild Things Are" (Donde viven los monstruos) que derechamente nunca fue una cinta hecha para niños sino más bien, un trabajo que apuntaba a que el espectador adulto entienda y se sumerja en ese territorio en donde los niños suelen refugiarse cuando la cosa trata de relaciones con adultos o el mundo exterior.
Finalmente SJ nos presentó su último trabajo titulado "Her" una cinta que podría ser catalogada, a mi parecer, como un trabajo netamente visionario.
El establecer la idea de que la tecnología pueda sustituir las relaciones de pareja y permitir que esta satisfaga las necesidades más humanas, en una época en donde las relaciones personales se van volviendo cada vez más escasas debido a su intromisión avasalladora, no resulta imposible de creer, sino mas bien, algo que perfectamente puede suceder (y en un tiempo no muy lejano).
Con un guión sólido y brillante que no da lugar a ripios, la cinta va planteando un sin fin de preguntas que desnudan los miedos y las imperfecciones más básicas que nos condicionan. El manejo del tema es realmente notable pues cada argumento del guión en sí resulta una reflexión que aporta al tema.
El trabajo de Joaquin Phoenix en la cinta es meticuloso (todo en la cinta tiene un trato meticuloso). No da lugar a las especulación en su actuar y esto se complementa perfectamente con la elección de la voz en Off por parte de Scarlett Johansson que es otro acierto en su participación.
La atmosfera de Her es completamente melancólica: los tonos, las locaciones, la fotografía, la música; todo está impregnado de una débil lámina de tristeza que difumina los contrastes de esa pseudofelicidad que envuelve a sus personajes a momentos.
El trabajo de los actores secundarios no merece mayor reflexión pues es correcto dentro de la naturaleza de los acontecimientos.
La banda sonora es también otro acierto de esta cinta. Cuenta con algunos temas creados por el mismo SJ además de la colaboración de Arcade Fire e interpretaciones de  Phoenix y la Johansson (la que realizan con el fondo de un ukulele).
Finalmente se puede decir que "Her" es la prueba empírica de la notable evolución cinematográfica de SJ y para quien se catalogue como admirador de su trabajo resulta imprescindible el no marginarse de apreciar esta bella y reflexiva cinta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario