julio 15, 2014

Nothing Personal

 
 
 
Cuando Nothing Personal concluyó, la primera idea que surgió en mi cabeza fue: "estamos ante una hermosa apología a la soledad". Y es que claro, esta película es simplemente eso: una historia que utiliza la soledad como el pretexto perfecto para desnudar a dos seres que la viven o la buscan por opción personal.
Es una película compleja la que nos presenta Urzula Antoniak (desconocida totalmente para mí). En ella se demuestra el excelente ojo de esta directora para montar una cinta de texturas  diferentes e inteligentes. Con una fotografía deslumbrante y filmada en el paraíso (que daría por vivir en ese lugar) esta cinta cuenta la historia de "TU" (jamás se sabe el nombre de ella) una chica que viene escapando de sepa que o quien y de Martin, un ermitaño que reside en una isla irlandesa de parajes perdidos. Ambos personajes arrastran cargas emocionales invisibles para el espectador pero que a todas luces hacen comprender que ellos, de una u otra manera, buscan o viven la soledad como su mejor opción de vida.
Los avatares del destino se encargaran, de juntar a estos seres frágiles y desprovistos entregándoles una nueva oportunidad para volver a confiar o creer.
Con un guion casi invisible y cargada de metáforas visuales, esta cinta se construye en cinco capítulos (La soledad, El fin de una relación, Matrimonio, El comienzo de una relación, Sola) que relatan el transitar y la evolución del conocimiento y la experimentación de los personajes, los cuales van renunciando a su soledad por la sola curiosidad de querer saber más el uno del otro (después de todo, el ser humano siempre será sociable intrínsecamente).
De imágenes y secuencias estáticas, esta cinta se fundamenta en los planos escenográficos como argumento principal. Todo los detalles y los recursos están bien puestos y son acordes con la realidad de los personajes. Los silencios son fundamentales en la cinta como así también las piezas de música que son utilizadas astutamente y que acrecientan la sensación de vacío en el ambiente (por más que los personajes la puedan utilizar contrariamente). 
Finalmente, Nothing Personal es una cinta bastante interesante que puede aportar otra visión a ese siempre complejo y temido (por muchos) estado de soledad en donde todo radica en la sanidad mental como eje de su aceptación; por otro lado, deja sembradas muchas expectativas con respecto al próximo trabajo de su desconocida directora; el cual, lo puedo dar firmado, no llegará a nuestras salas de cine.      

No hay comentarios:

Publicar un comentario