abril 14, 2016

Selección de poemas de Christian Anwandter.







I. Cautiverio

Inventados de pronto tantos dioses,
y copuchando en una lengua artificial
hecha de instantes diminutos,
se inventaron sus peajes,
toda una vialidad de la persona,
con vitalicia claridad pal tipo envuelto,
sacrílego y obtuso
en sus conductos cuáticos,
sobre colchón terruno.


II. Distancias.

De hacer ver a ver hacer,
agenda insólita un instante
pero ya agota su runrún,
su floja carne,
ni ver ver o hacer hacer
descansan en la alcuza,
colma su color aire distante
cuyo aroma arrastra a los villorrios,
e insípidas cruzan las estaciones las nubes,
y desde aquí la geografía,
solo punto de mira,
pervierte el rito transitorio,
hasta que borra el lineamiento
entre lo escueto y lo perfecto
por si de nuevo queda claro ese
indistinto color haciéndose mirada.

III. Medios.

Hay diminutas formas de castigo
en la conciencia cotidiana.
El tiempo que demoró en responderte
es un ejemplo. Mínimos
poderes del Estado en la retina.
Minucias de un corrupto ejecutor
de entuertos personales.
Cuanta neutralidad mostraste luego
a mi sonrisa- apenas esbozada-
es otro ejemplo. Y es que usamos 
idiomas entendidos en divorcios:
la grandilocuente publicidad
para decir que nos amamos;
la letra chica, asustada,
para aclarar la oferta.

IV. ABC

Reconocer es como divertirse
con el hambre que cada tarde baja
y que el sartén salteando la verdura
opaca preparándonos el mundo,
servida la violencia de la buena mesa.


No hay comentarios:

Publicar un comentario